Es de recordar que la Expedición Botánica tenía por objeto la recolección y nomenclatura de plantas desconocidas, así como su dibujo y ordenamiento científico. Debía también estudiar el reino animal y los minerales, observar los fenómenos astronómicos y describir la geografía del virreinato, además de preparar debidamente los materiales para formar colecciones y herbarios. Para realizar estos trabajos e ir dejando por escrito los respectivos estudios y las diversas observaciones llevadas a cabo, se organizaron grupos de trabajo, todos bajo la orientación y supervisión directa del sabio Mutis.  Dichos grupos o equipos de trabajo fueron: herbolarios, botánicos, pintores, astronomía y geografía, mineralogía y metalurgia, y zoología.

La clasificación taxonómica es, sin duda, una herramienta fundamental a la hora de estudiar la naturaleza desde el punto de vista ecológico y de conservación, cada estudio debe tener bases científicas sólidas y es necesario que las estudiantes adquieran la habilidad de conocer a fondo los organismos que les rodean teniendo para lograr así una mayor comprensión de su entorno y por ende mayor respeto a la vida.